Semana del Corazón 2020

Material de consulta, Noticias

Debido a la pandemia por COVID-19 que el mundo se encuentra enfrentando, tanto a nivel nacional como internacional se han identificado situaciones que reafirman la necesidad de reforzar las intervenciones que estas campañas generan, como:

1- Dificultades que pudieran surgir por el confinamiento de la población: 

  • de control de las enfermedades cardiovasculares,
  • falta de adherencia a los tratamientos,
  • mayor carga emocional por el aislamiento social y dificultad en adoptar estilos de vida saludables. 

2- Las personas con enfermedades cardiovasculares (ECV) que adquieren infección por COVID-19 han mostrado presentar un peor pronóstico de la enfermedad, con mayor probabilidad de necesidad de terapia intensiva y muerte.

3- Posible aumento de los factores de riesgo para el desarrollo de las Enfermedades No Transmisibles (ENT) por su estrecha vinculación con los determinantes sociales de la salud.

Se debe tener presente que las ECV constituyen la primera causa de muerte en nuestro país. De estas, el ataque cerebrovascular lidera la lista seguido de las enfermedades isquémicas. Mas importantes es aún, de las muertes por ECV, 20% corresponden a muertes prematuras (definidas como muertes entre 30 y 69 años de edad).

Por esta razón, la prevención de las ECV constituye el pilar fundamental para disminuir la incidencia de estas patologías.

Algunas acciones que constituyen estilos de vida saludable implican:

  • Incluir frutas o verduras en tus comidas, al menos 5 al día.
  • Evitar el exceso de CALORÍAS, SAL, GRASAS Y AZÚCAR.
  • Evitar el consumo de tabaco y alcohol.
  • Movimiento, actividad física a diario.
  • Controlar las enfermedades como hipertensión, diabetes y colesterol.
  • Cuidar el peso, ganarle al sobrepeso y la obesidad.
  • Buen descanso y control del estrés.

Fuente: Dr. Ignacio Moratorio.

Contáctenos

Medilab 2020 Todos los derechos reservados.