FRUTOS SECOS

Frutos secos“Los frutos secos son un complemento ideal en las dietas porque poseen muchas propiedades beneficiosas,  nutrientes, vitaminas grasasaludables, a la vez que generan saciedad para el organismo concentradas en un tamaño muy pequeño. Estos frutos deben su nombre a su escasa cantidad de agua.
Los frutos secos de cáscara dura incluyen las avellanas, almendras, castañas, piñones y semillas de sésamo o girasol, entre otros. Por su parte, las frutas disecadas como los dátiles, higos, ciruelas y pasas también poseen las propiedades de los frutos secos.
Una de las principales propiedades de estos frutos son la reducción de los niveles de colesterol, generada por los ácidos omega 3 y el aporte de fósforo, que contribuye al buen funcionamiento de las células cerebrales.
Por estos motivos, los frutos secos son uno de los alimentos más utilizados en la gastronomía, y su versatilidad permite que pueden ser incluidos en una gran variedad de platillos, desde ensaladas a postres.

Las vitaminas que aportan los frutos secos son la de tipo E, que actúa como antioxidante de las células del organismo, y la B, que favorecen el buen funcionamiento metabólico del cuerpo. Además, los frutos secos contienen altos índices de calcio, que permiten compensar las dietas de las personas que no consumen lácteos y reforzar los huesos y dientes”.

Fuente: www.natulinea.com