EMPRESA SALUDABLE

¿Qué es una empresa saludable?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS): una empresa saludable es “aquella en la que los trabajadores y jefes colaboran en un proceso de mejora continua para promover y proteger la salud, seguridad y bienestar de los trabajadores y la sustentabilidad del ambiente de trabajo en base a las siguientes indicadores:

  • La salud y la seguridad concernientes al ambiente físico de trabajo.
  • La salud, la seguridad y el bienestar concernientes al medio psicosocial del trabajo incluyendo la organización del mismo y la cultura del espacio de trabajo.
  • Los recursos de salud personales en el ambiente de trabajo, y
  • Las formas en que la comunidad busca mejorar la salud de los trabajadores, sus familias y de otros miembros de la comunidad”[1]

La implementación de los modelos de empresas saludables, han adquirido mayor importancia en los últimos años dado el interés que tienen las empresas en reducir el ausentismo laboral así como el incentivo que generan las políticas públicas que promueven ambientes de trabajo sanos y saludables en distintos países.

El proceso de mejora continua para promover y proteger la salud, seguridad y bienestar de los trabajadores (como lo establece la definición de la OMS) genera un ambiente cálido de trabajo que afianza el vínculo entre el trabajador y la empresa, lo hace sentir parte de la misma y de esta forma mejora la productividad, permitiendo plantearse la excelencia como un objetivo alcanzable.

“En la actualidad, resulta cada vez más complejo separar los problemas de salud laboral de los extra-laborales. En este punto, hablar de salud dentro de las empresas como un todo, se vuelve un asunto impostergable.”[2]

Por esta razón, citaremos algunos de las condiciones establecidas en la “Guía de la empresa saludable”, desarrollada por la cámara de comercio, Industria y Navegación de Barcelona en el 2009; donde se establece que:

  • La salud y el bienestar de sus integrantes deben ser una parte primordial de los valores de la empresa.
  • Los líderes deben cumplir con las tareas y actitudes que proponen, esto es, predicar con el ejemplo.
  • Impartir educación sanitaria y promover hábitos saludables entre los empleados.
  • Promocionar horarios razonables, adaptando el horario de trabajo a la realidad personal.
  • Mantener una comunicación adecuada con el fin de lograr un buen clima laboral.
  • Estimular a los empleados a participar de acciones benéficas, aumentando el compromiso con los valores saludables y solidarios de la empresa.
  • Promover el trabajo en equipo para mejorar las relaciones interpersonales y lograr mayor eficacia laboral.[3]

En suma, la implementación de un Sistema de gestión de Empre­sa Saludable, implica el compromiso por parte de la empresa en promover una mejora de la salud y bienestar de sus empleados, así como promover una cultura saludable en ellos; lo que se ve reflejado en una mejorar de la productividad, garan­tiza la Seguridad y Salud de los Trabajadores; genera un ambiente laboral positivo, lo que permiten a las empresas acercarse a la excelencia empresarial. [4]

Pr. Ignacio Moratroio.

Fuentes consultadas:

[1] Definición de la OMS 2007

[2] Y [3] Empresas Saludables, TecniFISO.

[4] Guía para la implementación de un Modelo de Empresa Saludable; Mutua Colaboradora con la Seguridad Social N° 274, IBERMUTUAMUR.