Desayunar mejora el rendimiento laboral

Una buena alimentación a lo largo del día es importante para mantenerse saludable, sin embargo el desayuno es la comida más importante para lograr un buen rendimiento intelectual y laboral. Es positivo estimular a los trabajadores a que inicien la jornada con el desayuno adecuado y, de ser necesario, disponer en el lugar de trabajo un espacio con ese propósito.

desayuno

¿Por qué es tan importante desayunar?

Después de 8 ó 10 horas de ayuno, el cuerpo necesita incorporar nutrientes para recuperar energía. Muchas funciones del cerebro cambian el ritmo durante la noche.

De este modo, para activarlas es necesario del aporte energético que proveerá el desayuno. Ello permitirá iniciar y mantenerse con plena capacidad durante la jornada.

El día se inicia generalmente con baja energía, ello se debe a que el organismo utilizó durante la noche la reserva de glucosa que incorporó con la última comida. La glucosa es uno de los principales combustibles del cerebro, su ausencia empuja al cuerpo a quemar otras reservas energéticas lo que causa múltiples alteraciones en el normal funcionamiento orgánico.

Algunas de las consecuencias de saltearse el desayuno son decaimiento, falta de concentración y mal humor, debido al déficit de glucosa que produce el ayuno.

Hay que recordar que a primera hora de la mañana el organismo lleva ya entre 8 y 10 horas sin recibir ningún alimento, esto condiciona el aprendizaje e implica un descenso del rendimiento ya que la capacidad de locución o expresión, de memoria, de creatividad y de resolución de problemas quedan particularmente afectadas.

Por todo ello, se puede considerar que el desayuno es un hábito alimentario que llega a condicionar el estado físico, psíquico y nutricional para todas las personas y para un óptimo rendimiento laboral.

¿Cómo preparar un desayuno equilibrado?

Según afirman los especialistas, el desayuno debe suponer entre el 20 y el 25% de las calorías ingeridas a lo largo del día. Para que sea equilibrado, deben estar representados como mínimo los siguientes grupos de alimentos: lácteos (leche, yogur, queso, etc.), frutas y cereales (pan, tostadas, cereales de desayuno, galletas…).

No es sencillo ni accesible disponer de un comedor en la empresa pero sí es posible organizar un desayunador para los trabajadores con el abc de los alimentos.

Recomendados para esa comida.
El espacio que se precisa no es tan importante como el que se destina a un comedor.

Los recursos materiales tampoco y lo más importante es que se puede garantizar que el Trabajador comience el día desayunado con todos los beneficios que ello implica, a la vez que es una acción que teje una vía más de compromiso de éste con la empresa.

Por desayunar en su casa se le pueden brindar los siguientes consejos:

  1. Organizar el desayuno la noche anterior, dejar una taza sobre la mesa, el plato para el cereal y un recipiente para la fruta. También se puede llenar un termo con agua caliente y dejar los panes listos para tostar. Así se gana tiempo.
  2. Comprar con anticipación: cuando se va al supermercado comprar todos los ingredientes que se necesitarán para la semana, así no se tendrá excusa para salir sin desayunar.
  3. Levantarse antes: sólo 15 minutos son suficientes para desayunar tranquilo.

Fuentes:

  • “Haz del desayuno un hábito”
  • Calidad de Vida Programa Equilibrio. Asociación Chilena de Seguridad -ACHS-