Concepto de gripe y virus influenza

La gripe es una enfermedad infectocontagiosa aguda, de etiología vírica, causada por el virus influenza, que se caracteriza por el comienzo brusco de fiebre, cefalea, postración y catarro de vías respiratorias. El influenza es un ortomixovirus, RNA virus entre 80 y 200 NH de diámetro, de forma esférica al microscopio electrónico, con glicoproteínas tipo espículos en la superficie de la cápsula que lo recubre, responsables del poder antígeno que altera el epitelio respiratorio y así reconocido por el sistema inmunológico humano (virus Neumotropo). Sensible al calor, se destruye a 56 C con exposición de 20 a 30′. Tiene notable tendencia a desencadenar complicaciones pulmonares por sobreinfección bacteriana (Streptococcus Pneumoniae, Bacilo Influenza, etc.) y descompensar otras enfermedades crónicas (cardiovasculares, renales, hematológicas).

vacuna-gripe

vacuna-gripe

Diagnóstico

Es necesario el correcto diagnóstico diferencial, sobre todo en los casos aislados, con Amigdalitis Aguda, Faringitis, Traqueo bronquitis Aguda y con la clásica confusión, – el RESFRÍO COMÚN-, causado por más de 200 tipos de virus, entre los más frecuentes el Adenovirus.

El Resfrío es la inflamación aguda del tracto respiratorio superior con estornudo, rinitis, prurito nasal y congestión nasoconjuntival, escasa fiebre.

Duración de la enfermedad

Se considera que el reposo imprescindible dura entre 3 a 7 días, de no agregarse complicaciones.

Vacuna

Todos los años, la Organización Mundial de la Salud – OMS – a través de su red de centros de vigilancia epidemiológica de la gripe, identifica las cepas de los virus responsables de las epidemias y selecciona las 3 más importante, que debe ser incluidas en la composición de la vacuna antigripal.

Esta selección permite obtener una vacuna antigripal – trivalente – eficaz contra los virus que están circulando.

Indicaciones

La vacuna contra el virus Influenza, tiene un gran espectro de indicaciones. Pueden dividirse en aquellos con alto riesgo de tener complicaciones de una enfermedad subyacente, luego de enfermarse de gripe. El otro grupo de personas, adultos y niños, incluyen a los que tienen contacto con el grupo anterior en forma permanente y los que están en edad laboral activa, de 18 a 65 años, con implicancias en el ausentismo.

Eficacia

La protección de la enfermedad con la vacuna de la gripe, según los distintos estudios de la bibliografía oscilan del 65 al 85 % en adultos y ancianos.

El inicio de la protección comienza después de los 15 días de administrada.

Un beneficio para todos

La vacuna se administra a más de 25 millones de personas al año en el mundo entero. Además
del beneficio médico, esa vacunación representa un beneficio económico y social muy importante.

Beneficio social

Las primeras experiencias mundiales con la vacunación antigripal muestran un impacto social positivo.
La preocupación de la empresa por la salud de sus funcionarios fue considerada como un importante elemento de motivación y de mejora de la calidad de vida.

No se sugiere la vacunación en:

  • Niños menores de 6 meses
  • Alergia a la clara de huevo
  • Primer trimestre de embarazo